• Priorización pagada.
  • Desprotección del derecho a la privacidad.
  • Censura.
  • Insuficiente transparencia y monitoreo de cumplimiento.

Estos cuatro aspectos —contenidos en el anteproyecto de ley del Instituto Federal de Telecomunicaciones México— son contrarios a la preservación de los derechos digitales y los derechos de las audiencias.

Peligran no solo la neutralidad de la red sino también el derecho a la privacidad, al libre acceso a la red —y con ello el derecho a la información— y la libertad de expresión.

Defender los derechos digitales es defender nuestros derechos como audiencias, usuarias y usuarios.

Por eso suscribimos la campaña #SalvemosInternet y te invitamos que te informes y participes en la consulta pública.

Lee nuestra entrada de blog: #Salvemos internet: la neutralidad de la red es un derecho de las audiencias.